Lagoftalmos – Toda la información en Clínica Novovisión

0
14

Lagoftalmos – Toda la información en Clínica Novovisión
Contenido de este artículo

¿Qué es el lagoftalmos?
¿Cuáles son los síntomas?
¿Cómo se diagnostica?
¿Cuál es su tratamiento?

Tratamiento según su grado y causa
Precauciones después del procedimiento quirúrgico

¿Qué es el lagoftalmos?
El termino lagoftalmos es el término científico para describir que los párpados no cierran los ojos por completo.
La causa más común del lagoftalmos es una disfunción o paresia del nervio facial, también conocido como el séptimo nervio craneal. El nervio facial se encarga de controlar el movimiento casi todos los músculos de la cara, fundamentalmente los de cerrar los ojos y la boca, y el resto de músculos encargados de la mímica facial, como por ejemplo los que levantan las cejas. Cuando el lagoftalmos es por una paresia facial hablamos de lagoftalmos paralitico.
La función de este nervio puede ser alterada por:

Un traumatismo: por ejemplo, una laceración de la cara o un golpe en la cabeza que rompe la base del cráneo, o un puñetazo que rompe la mandíbula.
El síndrome de Möebius, una enfermedad rara y congénita que frecuentemente causa parálisis facial.
La parálisis de Bell, la más frecuente. Una parálisis facial de causa desconocida aunque se ha relacionado con infecciones por herpes.
Un tumor
Una enfermedad autoinmune como el síndrome de Guillain-Barré,
Hablamos de lagoftalmos mecánico cuando está relacionado con una cicatriz por traumatismo, una quemadura, o una complicación de una cirugía previa que puede haber provocado daños en las capas de tejido que componen los párpados o una retracción de estos.
La orbitopatía tiroidea puede en algunos casos provocar un lagoftalmos.
Por último, existe lo que llamamos un lagoftalmos nocturno, que se produce solo durante el sueño y en pacientes sin otras alteraciones conocidas.
¿Cuáles son sus síntomas?
Como los párpados ya no pueden cerrarse completamente, el ojo se seca, y se puede producir en algunos casos una ulceración corneal. En respuesta al aumento de la sequedad, los pacientes con esta enfermedad generalmente tienen estos síntomas:

producción excesiva de lágrimas (ojos llorosos)
sensación de cuerpo extraño
irritación ocular
visión borrosa
¿Cómo se diagnostica?
El lagoftalmos es fácil de diagnosticar ya que el paciente es normalmente consciente de que no puede cerrar por completo los parpados. El oftalmólogo en la consulta confirmará el diagnostico con un simple examen visual. El oftalmólogo realizara también una exploración de la córnea mediante una lámpara de hendidura para poder valorar el grado de afectación de la córnea por la sequedad ocular. La consulta oftalmológica permite valorar la causa del lagoftalmos.

¿Cuál es su tratamiento?
El tratamiento del lagoftalmos a nivel oftalmológico tiene como objetivo prevenir una posible queratitis y restablecer las funciones de los parpados. Es también importante que el paciente pueda recobrar una apariencia estéticamente aceptable.
El tratamiento del lagoftalmos incluye por una parte un tratamiento médico con el fin de mantener la superficie ocular perfectamente lubricada mediante el uso de lágrimas artificiales y geles lubricantes. El oftalmólogo pedirá incluso en ocasiones realizar una oclusión nocturna para evitar la sequedad nocturna.
Tratamiento según su grado y causa
Dependiendo del grado y causa del lagoftalmos el tratamiento puede ser quirúrgico. Si el lagoftalmos es grave se tiene que tratar quirúrgicamente para evitar un daño permanente en la córnea. Se espera en general un tiempo prudencial desde la aparición del lagoftalmos, para confirmar que no se vaya a producir una mejoría espontánea. Según las causas del lagoftalmos, su gravedad e intensidad, según también la edad del paciente y de sus expectativas, el cirujano optará por una de las siguientes técnicas:
Cuando el lagoftalmos se debe a la falta de piel, suele ser necesario aportar piel al párpado mediante un colgajo o injerto cutáneo.
Cuando se debe a una retracción, la cirugía tiene como objetivo recolocar el párpado en su posición normal, bien bajando el párpado superior o subiendo el párpado inferior. En ocasiones puede ser necesario realizar una cantopexia o un injerto en la cara interna del párpado.
En los casos paralíticos es muchas veces necesario colocar una pesa de oro o platino en el párpado de arriba, debajo del músculo orbicular, para favorecer el cierre del párpado por la fuerza de la gravedad.
Estas intervenciones se realizan en general de forma ambulatoria y con anestesia local. Estos procedimientos tienen una duración de aproximadamente 30-60 min.
Precauciones después del procedimiento quirúrgico
Después del procedimiento quirúrgico el paciente tiene que seguir las instrucciones del cirujano. En regla general se suele recomendar al paciente tomar las siguientes precauciones:

Evitar dormir del lado operado Mejor dormir boca arriba con un cojín grande bajo la cabeza.
Llevar una vida tranquila los primeros días de la cirugía. Se puede leer y ver la televisión sin ningún problema.
Tomar antiinflamatorios y analgésicos según las indicaciones del oftalmólogo. Aplicar hielo y compresas de agua fría.
Aplicar las gotas (lágrimas artificiales) y el ungüento lubricante para dormir según las indicaciones del oftalmólogo.
Después del tratamiento del lagoftalmos, el riesgo de complicaciones es muy bajo, y las suturas se suelen retirar una semana después del procedimiento y en consulta.
La entrada Lagoftalmos – Toda la información en Clínica Novovisión aparece primero en Novovisión.

fuente: Gestor SEO Novovisión