LA MEJOR DECISION

0
43

LA MEJOR DECISION

 
Cirugía de cataratas y DMAE Revisión de las últimas evidencias sobre el efecto de la cirugía de cataratas en la degeneración macular asociada con la edad Las cataratas y la degeneración macular asociada con la edad son causas comunes de pérdida de visión que muchas veces coexisten en pacientes de más de 65 años. Con el envejecimiento de la población aumenta la prevalencia de estas patologías. Esto destaca la importancia de comprender la relación entre la cirugía de cataratas y la DMAE.

La cirugía de cataratas es uno de los procedimientos más comunes en los Estados Unidos, se ha demostrado ampliamente la eficacia de dicho procedimiento para mejorar la agudeza visual y calidad de vida de los pacientes. Aunque se siguen investigando tratamientos efectivos para DMAE atrófica, con la introducción de agentes anti factor de crecimiento endotelial vascular se revolucionó el tratamiento de la DMAE neovascular y sus resultados. La relación entre cirugía de cataratas y DMAE ha sido estudiada ampliamente, aunque los resultados obtenidos en estudios cruzados informan un aumento del riesgo de DMAE tardía después de cirugía de cataratas, los basados en resultados clínicos no han encontrado asociación.

El presente estudio intenta aportar un breve resumen de las últimas pruebas relacionadas con dicha asociación, para facilitar la toma de decisiones de los profesionales. A pesar de que no está comprobado, existen en teoría dos mecanismos que podrían conducir al desarrollo o progresión de DMAE después de cirugía de cataratas: la toxicidad de la luz azul y la inflamación. La luz ultravioleta o azul provoca fototoxicidad macular, las cataratas absorben la mayoría de las ondas cortas de luz  protegiendo la mácula de sus efectos nocivos. Después de la cirugía de cataratas, dicho filtro natural es reemplazado con el implante de LIO que proporcionan menos protección contra la luz ultravioleta. Esto llevó a implementar el uso de LIO amarillas que bloquean la luz azul, sin embargo no hay pruebas hasta hoy de que esto dé resultado.

La inflamación juega un rol importante en la patogénesis de DAME. La inflamación iatrogénica inducida durante la cirugía de cataratas podría favorecer el desarrollo o progresión de la DAME. Esta teoría hubiese sido más probable con la antigua técnica de cirugía de cataratas con extracción extracapsular, que provocaba mayor inflamación que la facoemulsificación moderna.   Es importante tener en cuenta que los estudios cruzados no pueden determinar una relación causa-efecto, sin embargo en los últimos estudios cruzados con al menos 5 años de seguimiento no hay información que avale una asociación entre cirugía de cataratas y DMAE. La discrepancia entre estos estudios y los primeros puede deberse a la técnica quirúrgica diferente, avances en la tecnología de diagnóstico (OCT) y diferencias entres las poblaciones estudiadas. Una revisión sistemática y meta-análisis de cuatro estudios de 2015, por Kessel et al indicó que la agudeza visual fue significativamente mejor en ojos con DMAE sometidos a cirugía de cataratas que los ojos con DMAE no operados.

En casos de pacientes con DMAE húmeda y cataratas, existe la preocupación de que la PIO fluctuante y la inflamación asociada con la cirugía podría afectar las membranas neovasculares coroidales preexistentes y estimular su desarrollo. Los estudios consultados no encontraron mayores diferencias en los resultados de pacientes operados y no operados, aunque debe seguir investigándose el tema con mayor profundidad. El estudio AREDS informó una mejora significativa en la agudeza visual de ojos operados de cataratas con distintos niveles de DMAE. AREDS informó sobre el riesgo de DMAE avanzada después de cirugía de cataratas en 8050 ojos y los datos no mostraron ningún efecto claro. Aunque es sabido que la calidad de vida mejora notablemente después de cirugía de cataratas, no se sabe si los pacientes con DMAE pueden esperar los mismos beneficios.

Stock  encontró que la cirugía de cataratas en ojos con DMAE, mejoró la función visual asociada con la calidad de visual, aunque la recuperación de visión fue menor que en los controles. Los pacientes con una agudeza visual preoperatoria de 20/40 o mejor mostraron una mejoría similar a la de los pacientes sin patología retiniana. Conclusiones: Para pacientes con cataratas significativas y DMAE, las últimas investigaciones avalan el beneficio de la cirugía de cataratas, los informes muestran mejora de la agudeza visual, ausencia de progresión significativa de la patología y mejor calidad de vida.   El riesgo reducido de progresión de la DMAE es ampliamente superado por los beneficios de una mejor calidad de vida y agudeza visual.   Consideramos que es razonable ofrecer cirugía de cataratas a pacientes con DMAE informándolos y no creando falsas expectativas sobre los resultados postoperatorios.

  A veces no es fácil dilucidad entre operar y no. Una conversación detenida y detallada ante el paciente es muy útil. Y con frecuencia es la mejor decisión.   OFTALMÓLOGO ESTEPONA
 

fuente: OFTALMOLOGO ESTEPONA