Doulas, la nueva forma de nacer a la antigua

Doulas, la nueva forma de nacer a la antigua

0 354

Doulas, la nueva forma de nacer a la antigua

La palabra doula tiene su origen en la antigua Grecia y su significado literal es “esclava”. A pesar de su connotación negativa, la intención de la antropóloga Dana Raphael -quien fue la primera en acuñar el concepto como tal- fue referirse a las mujeres que acompañan y ayudan a las madres en el proceso de embarazo, parto y puerperio. Apoyando desde problemas de lactancia hasta colaborando directamente con el cuidado de los otros hijos o la casa.

Si bien al leer esta descripción, esta labor nos puede parecer antigua y a la vez conocida, no es hasta hace más o menos 10 años que las doulas reaparecen en el quehacer cotidiano de las maternidades en el mundo. Y en Chile toma cada día más fuerza el concepto.

Antiguamente en Chile, como en todo el mundo, existían las parteras. Mujeres sin formación en ciencias médicas pero con experiencia en el nacimiento y la crianza de niños que se dedicaban a acompañar a las futuras madres de su comunidad, otorgando orientación a las más inexpertas y apoyo en los quehaceres de la casa a las más experimentadas, en ocasiones llegando a pasar varios días en las casas de sus “pacientes”.

doula image

En la actualidad el entorno en que nacen nuestros niños es distinto. De nacer en el paisaje cómodo y conocido del propio hogar, se pasó al ambiente hospitalario, donde esta partera cercana se cambia por médicos y matronas que -no en todos los casos- pueden llegar a ser no tan acogedores, no en el sentido del maltrato sino que en cercanía y confianza. Las matronas pasaron a tomar el lugar de esta partera y, si bien la labor es similar, el hecho de trabajar con turno rotativo y el estar en un entorno hospitalario, hace una diferencia. Y es en este punto, donde las mujeres están más empoderadas de su forma de dar a luz y donde cada día más de ellas deciden hacerlo en casa, es que las doulas reaparecen.

Ellas, al no tener formación profesional de matronas (en algunos casos) no tienen autorización legal para asistir un parto. No examinan, no prescriben medicamentos ni tratamientos, pero si suplen la importante labor de la educación y apoyo cercano en el trabajo de parto, y con gusto veo que cada día son más las que trabajan en estrecha relación con matronas y médicos. Tal es la importancia del apoyo emocional que las doulas aportan el hecho que de a poco van apareciendo más centros hospitalarios que permiten su presencia durante todo el proceso, trabajando en conjunto con el equipo de salud. Existen ya estudios que avalan su importante labor con indicadores como: reducción de partos por cesárea, trabajos de parto más cortos, menos solicitudes de epidural, menos uso de oxitocina sintética, menos uso de analgésicos, mejor lactancia, y disminución de la depresión post-parto.

Sin duda este ejemplo sienta un precedente para que en otras áreas de trabajo hospitalario se implemente esta forma de trabajo, favoreciendo la cercanía entre el equipo médico e influyendo directamente con la recuperación de nuestros pacientes.

fuente: Franmidwife


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

SIMILAR ARTICLES

0 217