¿Y si en vez de importar médicos, mejor importamos políticos?

¿Y si en vez de importar médicos, mejor importamos políticos?

0 253

¿Y si en vez de importar médicos, mejor importamos políticos?

Hace algún tiempo el Ministro de Salud Dr. Jaime Mañalich expresó su preocupación por la brecha de médicos especialistas en el sistema público de salud, e indicó que estaba interesado en “importar” médicos especialistas desde España por un tiempo acotado de 2 a 3 años para cubrir esa brecha que se estima en cerca de 2.000 facultativos.

Las declaraciones en contra no se hicieron esperar originadas desde el Colegio Médico, la Agrupación de Médicos de Atención Primaria, etc., indicando que en Chile no faltan médicos, sino incentivos para que estos se mantengan trabajando en el sistema público de salud, ya que existe una diferencia económica muy importante entre los sueldos del sistema privado y el sistema público.

Por otro lado está el tema del endeudamiento feroz que asume un profesional de la salud cuando decide especializarse y que he comentado en otro post.

Además como guinda de la torta se filtró a la opinión pública que los sueldos que percibirían dichos médicos especialistas españoles casi duplicaría el sueldo que puede percibir un médico que trabaja en turnos de urgencias, cercano a los EUR$4.500, es decir, aproximadamente CLP$2.900.000 mensuales.

Para contextualizar el tema de los sueldos, un médico que trabaja en turnos de urgencias con 3 trienios como yo gana aproximadamente CLP$1.600.000 bruto, y un médico que trabaja en horario diurno recibe un poco más de la mitad de eso producto de una serie de asignaciones que no percibe por no trabajar en sistema de turnos.

Si sacamos cálculos, existe una brecha de aproximadamente CLP$1.300.000 entre el sueldo que podría percibir un médico español y un médico chileno. Si multiplicamos eso por los 2.000 especialistas y por 12 meses obtendríamos la no despreciable suma de CLP$31.200.000.000.

El costo anual para formar un especialista considerando sólo los aranceles universitarios y matrícula es CLP$2.310.000 anuales de acuerdo a la Escuela de Postgrado de la Universidad de Chile. Es decir, la diferencia en los sueldos entre un médico español y uno chileno acumulada en todo un año serviría para cubrir los gastos de arancel y matrícula de 13.500 médicos chilenos.

Es cierto que sólo estoy sumando y restando, no estoy haciendo un análisis exhaustivo de los costos que implica la formación de un médico especialista, además la universidades no tienen capacidad para formar 13.500 especialistas al año.

Supongamos que el gobierno decide formar esos 2.000 especialistas en forma completamente gratuita sin importar médicos extranjeros, con un contrato de permanencia en el sistema público de salud y con una remuneración competitiva con el mercado de la salud privada. Si mantenemos los mismos CLP$31.200.000.000 como presupuesto, cada uno de esos 2.000 especialistas en formación podría percibir mensualmente CLP$1.300.000 lo cual no alcanza el monto que percibe un médico que trabaja en urgencias, pero al menos se acerca, y le permitiría vivir sin mayores apremios.

En definitiva se trataría de una formación pagada por el estado, percibiendo una remuneración por los turnos de postgrado, los cuales actualmente no son remunerados.

Entonces, al analizar el tema bajo este prisma, caemos en cuenta que la solución propuesta por el Dr. Jaime Mañalich no tiene pies ni cabeza, pretendiendo gastar una cifra de dinero millonaria en sueldos a médicos extranjeros que sólo proveerán trabajo, en vez de invertir dicha cifra en la formación de especialistas chilenos que obviamente no emigrarán a otro país una vez terminada su formación.

Finalmente, tomando en cuenta la evidencia presentada cabe hacerse la siguiente pregunta que resulta totalmente válida. ¿Y si en vez de importar médicos, mejor importamos políticos?

fuente: Dr. Edison Montes ¿Y si en vez de importar médicos, mejor importamos políticos?

Powered by WPeMatico

SIMILAR ARTICLES

0 1

0 2