Medicamentos ¿supermercados, superacceso o superprecios?

Medicamentos ¿supermercados, superacceso o superprecios?

0 403

Medicamentos ¿supermercados, superacceso o superprecios?

Columna de opinión del Dr. Yuri Carvajal, académico de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, a raíz del proyecto de ley que busca permitir la venta de medicamentos en supermercados.
El proyecto de ley para poner en las góndolas de supermercados los medicamentos que hoy se compran sin restricciones en las farmacias, permite suponer que en las altas esferas de gobierno hay un reconocimiento de que: 
Existen problemas de acceso a medicamentos
Esos problemas en buena parte tienen que ver con los precios
Se requiere una intervención estatal sobre este problema.
Hasta aquí, todo bien. Las dificultades comienzan cuando buscamos otras perspectivas comunes respecto al problema. Y un abanico de diferencias estalla:
¿Son los medicamentos de libre venta los afectados por las dificultades de acceso?
¿Son estos precios los que impactan el gasto en medicamentos de los pacientes en cuidados intensivos o con cáncer?
¿Esta medida garantiza descenso de los precios?
¿Son las condiciones de automedicación bien informadas?
Si la lista se extiende, las posibilidades de disenso crecen exponencialmente. Hasta el momento, ni las organizaciones de las grandes empresas transnacionales (Cámara de la Industria Farmacéutica), ni de los industriales de genéricos y marcas (Asociación de la Industria Farmacéutica) ni los colegios profesionales, ni las universidades han brindado su apoyo a esta medida.
Una estrategia que busca a través de la fe en la intersección de la oferta y la demanda la única solución a problemas que tienen componentes políticos, tecnológicos y valóricos, poco bueno puede brindar. Para llegar a alguna salida, se requiere un trabajo en común y eso implica compartir diagnósticos y elaborar soluciones colectivas. Una democracia en el mundo de los medicamentos también se nos ha vuelto necesaria.
Sería tarea de primer orden explorar las escasas cifras oficiales sobre medicamentos que disponemos y debatir en forma democrática alternativas a una condición con la cual todos estamos insatisfechos. Intentar con modestia especificar uno o dos problemas prioritarios y esbozar protocolos de investigación para precisarlos y, a la luz de esos hechos, elaborar alternativas.
Sobresaturados por cifras supuestas, elaboradas con fines comerciales, terminamos pagando precios elevados por medicamentos cuya calidad desconocemos. Chile aún tiene pendiente trabajar en regla con Buenas Prácticas de Manufactura (GMP). Sin sistemas de trazabilidad y estandarización de la producción, medidas como la exigencia de acreditar bioequivalencia para un grupo de medicamentos no pasan de ser un juego de manos, del mismo modo que llamar Agencia Nacional de Medicamentos a un departamento del Instituto de Salud Pública.
La información pública es, de forma paradojal, plenamente privada. Googléese un medicamento para conocer sus efectos adversos, sus interacciones o contraindicaciones y se caerá en el sitio web de una cadena farmacéutica. Explore la página de la Agencia para conocer las notificaciones de efectos adversos y se topará con alertas difícilmente entendibles para un lego.
Someter a un présbice o miope a la lectura del folleto de instrucciones de un medicamento y de una larga lista de términos sin jerarquía de importancia no le ayudará a instruirse sobre lo que va a incorporar a su organismo.
Requerimos una especie de alfabetización farmacéutica, toda vez que el consumo de medicamento es parte de la vida cotidiana. Pero necesitamos que esa alfabetización sea provista por instituciones fiables, para que la publicidad de medicamentos no sea el mecanismo que genera la demanda de medicamentos, ni que los ancianos hagan filas en las farmacias para consumir hepatotóxicos.
El proyecto de ley podría ser una oportunidad para impulsar un debate que, a la vez, sea una alfabetización farmacéutica y haga entrar en democracia los medicamentos, en una democracia que sea sinónimo de libertad, pero también de solidaridad, equidad y justicia.
Doctor Yuri Carvajal
Académico Escuela de Salud Pública
Facultad de Medicina
Universidad de Chile

Vía UChileOnline

fuente: medicamentoso Medicamentos ¿supermercados, superacceso o superprecios?

SIMILAR ARTICLES

0 62

0 63