Hospitalismo

Hospitalismo

0 418

Hospitalismo

Llevo casi 3 meses haciendo mi especialidad (residencia) de Pediatría (razón que explica en parte mi desaparición en el último mes). Me ha tocado ver casos muy alentadores y otros absolutamente dramáticos, pero hay uno que me llamó mucho la atención. El día viernes que recién pasó, dimos de alta, al fin, a un paciente de 11 años, que llevaba casi 2 años hospitalizado. Si, 2 años. Las justificaciones que provocaron esto superaron las razones médicas y había un gran conflicto social de por medio (basicamente, el niño no se podía ir porque no tenia donde llegar).

Por este caso, hemos discutido muchísimo el efecto que puede provocar una hospitalización prolongada en un niño y en su desarrollo. No existen muchos estudios al respecto, pero si revisamos hacia atrás podremos encontrar definiciones como el HOSPITALISMOS o DEPRESIÓN ANACLÍTICA.

El Hospitalismo o depresión anaclítica fueron definidos por el psicoanalista Rene Splitz, discípulo de Freud, en la primera mitad del siglo XX, quien los describió como las perturbaciones somáticas y psiquicas en niños (particularmente menores de 18 meses), producto de la internación prolongada en instituciones (hospitales u orfanatos), privados completamente de estimulo materno. Actualmente se consideran términos similares, y se ampliaron no solo para niños que crecen sin presencia de la madre, si no para aquellos que, estando con su madre, por depresión severa de ella no reciben estímulos cariñosos durante su desarrollo.

Spitz definió de forma separada hospitalismo y la depresión anaclítica, a raíz de 2 estudios observacionales que realizó. En el primero observo a niños que vivian en instituciones, como orfanatos o cuyas madres estaban encarceladas, y que solo recibían estímulos cariñosos de forma parcial (por horarios o por alguna cuidadora). Spitz observó hasta los 4 años a 21 pacientes, encontrando una mayor presencia de alteraciones del desarrollo en estos niños que en otros que vivían con sus madres; principalmente en el desarrollo de la marcha, “capacidad manipuladora” (motricidad fina y gruesa,como vestirse o manejar una cuchara), control de esfínteres y lenguaje. Estas alteraciones las denominó como hospitalismo o carencia afectiva total, producto de la vida institucionalizada.

Es estudio más llamativo de Spitz fue con niños pequeños, ingresados en hospitales o instituciones, después de los 6 meses, con ausencia total del estímulo materno por más de 2 meses. En estos niños demostró una secuencia de hechos:

-Primer mes: los niños se tornan llorosos, exigentes, y se cogen al observador que establece el contacto.
-Segundo mes: el llanto se trasforman; se produce una pérdida de peso y se detiene el desarrollo.
-Tercer mes: rechazan el contacto; posición patognomónica (los niños pasan la mayor parte del tiempo acostados boca arriba en su cuna); insomnio; continua la pérdida de peso; tendencia a padecer enfermedades infecciosas; generalización del retraso del desarrollo motor; rigidez en la expresión facial.
-después del tercer mes: la rigidez facial se establece y persiste; los llantos desaparecen y son reemplazados por gesticulaciones; aumenta el retraso en el desarrollo y aparece el letargo. La baja de peso lleva hasta una desnutrición marásmica y la muerte.

(adaptado de http://www.emagister.com/curso-psicologia-infantil-carencia-afectiva/tipos-carencia-afectiva-depresion-analitica )

En todos estos casos, se descartó que las alteraciones fueran provocadas por enfermedades infecciosas, mala alimentación o higiene.

Como personal de salud, debemos tener siempre en cuenta como el simple hecho de estar hospitalizado puede  provocar un efecto en nuestros pacientes, particularmente en los niños y en su desarrollo. No solo es necesario contar con medidas de higiene y alimentación adecuada en los hospitales e instituciones infantiles, si no también con la presencia materna constante, que es completamente irremplazable.

¿ que opinas? ¿Que ocurre en nuestros centros del SENAME (Servicio Nacional de Menores, en Chile)?¿ y en los hospitales?
(info: eMagister: Psicología infantil, capítulo 4: Carencias afectivas: 

 

Hospitalismo,marasmo y depresión anaclítica: Rene Spitz.

Información más completa en: Psique y Eros: Felicidad e Identidad. Federico II, Marasmo y nuestra radical indigencia de amor)

 

fuente: Joe Hospitalismo

SIMILAR ARTICLES

0 9

0 8