El origen de las vacunas

El origen de las vacunas

0 338

El origen de las vacunas

La vida actual es rápida, instantánea, damos todo por hecho y creemos que todas las necesidades deben ser satisfechas en el momento. Quizás por esta misma razón no nos ponemos a pensar sobre el origen, la historia de las cosas y nos parece que hubieran existido por siempre.

Sin embargo todo tiene un origen, y las vacunas tal como las conocemos también lo tienen, y quise escribir de ello debido a que últimamente han estado en el ojo del huracán informativo secundario al brote de meningitis en Chile.

Primero que todo ¿qué es una vacuna?. Una vacuna es un preparado de antígenos que una vez dentro del organismo estimula la producción de anticuerpos lo que se traduce en una respuesta de defensa del organismo a dichos patógenos. Esto es lo que se llama “memoria inmunitaria” y que es una respuesta inmune transitoria específica para cada enfermedad. Su nombre se origina del latín “vacca” que significa vaca, y más adelante veremos por qué tiene este nombre.

Se cree que los primeros intentos de vacunación ocurrieron en la India o China alrededor del año 200 AC. En China, de recogían fragmentos de pústulas secas de los pacientes que se veían afectados por formas leves de viruela, estos fragmentos se molían hasta conseguir una mezcla con aspecto de polvo que luego se introducía o inhalaba por la nariz.

En 1718, Lady Mary Wortley Montague describió que los turcos tenían la costumbre de inocularse con pus tomado de la viruela vacuna. Lady Montague inoculó a sus propios hijos de esta manera.

La primera vacuna fue desarrollada en 1796 por Edward Jenner, un médico rural inglés que observó que las ordeñadoras de vacas expuestas a la viruela de las vacas o viruela vacuna no contraían la viruela humana. Jenner tomó pus de una pústula de la mano de una ordeñadora y la inoculó en el brazo de un niño de 8 años, quien desarrolló una viruela vacuna, obviamente más leve que la viruela humana. 48 días después, una vez que el niño estuvo completamente recuperado, Jenner le inoculó la viruela humana, observando que el niño no mostró ningún síntoma de dicha enfermedad la cual en esa época asolaba Europa produciendo incluso la muerte.

Si bien es cierto la experiencia de Jenner hoy puede resultar macabra y quizás reñida con la ética, marcó un hito en la prevención de la enfermedades a tal punto que en todo el mundo y en todos los países existe una política gubernamental de vacunación.

Hoy las vacunas son diseñadas en el laboratorio, no se prueban en humanos, en algunas su composición antigénica varía de año en año dependiendo de los serotipos predominantes, pero todo esto se originó en una simple observación y de la aplicación del método científico.

fuente: Dr. Edison Montes El origen de las vacunas

SIMILAR ARTICLES

0 9

0 8