El conocimiento en función del mercado. La necesidad de producir conocimiento según...

El conocimiento en función del mercado. La necesidad de producir conocimiento según las necesidades de la población y a la disposición de todos.

0 269

El conocimiento en función del mercado. La necesidad de producir conocimiento según las necesidades de la población y a la disposición de todos.

No cabe duda que el conocimiento es fundamental a la hora de construir y crear. Es por ello que antes de cuestionarnos los métodos, es necesario comprender la importancia liberadora de ésta como punta de lanza en el proceso educativo. Sin embargo, la producción de conocimiento hoy está reducida a un grupo pequeño de personas, que generalmente se congrega en lugares donde el conocimiento se genera para recaudar no solo elogios, sino más bien se presenta como una herramienta para acumular riqueza. Respecto a lo anterior y en especial al área que pertenezco, revisaremos un ejemplo.

Algunos recordarán que después del estudio realizado por WHI (Women’s Health Initiative) en Julio del 2002, se comenzaron a derribar algunos mitos y aparece finalmente descrito que la terapia hormonal de reemplazo (THR) con estrógenos + progesterona noes el paraíso, ésta aumentaba los riesgos de cáncer de mama, AVE, demencia e incontinencia. El problema, ¿Por qué anteriormente esta terapia era tan usada dado sus beneficios?

En la investigación realizada contra la farmacéutica Wytte, quien había promocionado mayoritariamente la THR,  se liberaron 1500 documentos que daban cuenta de las actividades realizadas para que en contra de cualquier conocimiento, prevaleciera el negocio.

De los documentos recientemente nombrados se puede obtener lo siguiente: “básicamente la empresa contrataba a otra empresa de “comunicación y educación médica” para que escribieran artículos apoyando la THR. A su vez, esas empresas ubicaban a expertos en el tema para que ellos “firmaran” los artículos y los publicaran en una revista médica. Y no estamos hablando de revistas pequeñas,  sino que grandes como el New England Journal of Medicine, JAMA, Nature Medicine, Annals of Internal Medicine y el Mismo Plos Medicine han sido afectadas.  En los años en que Wyett trabajó con Write Design – una de estas empresas de comunicación y educación médica – se produjeron de esta forma más de 50 artículos originales, más de 50 abstracts en conferencias, suplementos, sets de diapositivas, entre otras.  A 25 mil dólares cada publicación, estamos hablando de mucho dinero involucrado.” (1)

Con ejemplos podría llenar hojas y hojas, pero lo importante es no tapar el sol con un dedo y reconocer que la generación de conocimiento es maleable a los grandes capitales y que los espacios para la investigación y creación de conocimiento son reducidos, dando la facilidad a la producción ficticia del saber,  generando en el lector concepciones y necesidades erróneas, tangible, intangible o virtuales, susceptibles de vender y comprar.

Todos quienes están en una universidad y han tenido la intención de investigar, se han percatado que los datos a rescatar más que venir de un análisis basado en las necesidades de la población, son generalmente puestos a prueba en relación a su rentabilidad y la capacidad de impactar en el mercado y el mundo científico,  no tomando en cuenta lo más importante, la utilidad en el cotidiano de las personas.

Entonces…

¿Seguiremos este círculo y continuaremos encerrando el conocimiento y dejándololo a disposición según el mercado?

La respuesta de nosotros debe ser un NO rotundo, debemos hacer frente a la sistematización del conocimiento generando nuestras propuestas, nuestro conocimiento. La lucha por la educación debe llevarse a todas las aristas, y para ello, debemos disponer del conocimiento y los lugares en donde se genere para toda la población. Nosotros, como parte de una universidad estamos insertos en este círculo, pero podemos poco a poco empezar a romper estas lógicas, planteándonos como parte de nuestro quehacer el deber insoslayable de generar universidades que abran sus espacios a los pobladores y trabajadores, haciendo de los congresos, conversatorios y  foros,  espacios que giren en función de las reales necesidades de nuestra gente sin medir rentabilidad alguna.

La tarea fundamental es hacernos del conocimiento, generar desde nosotros la investigación. A partir de esto, rescato un ejemplo que se da en la región del Maule. Para Mayo del próximo año, las tres universidades que imparten medicina han decidido organizar y levantar un congreso en búsqueda de la sociabilización del conocimiento, de la creación en conjunto y la apertura de los espacios hacia la comunidad en general. Es así que el Congreso de Estudiantes de Medicina del Maule en su búsqueda de descentralizar y promover el saber,  ha dado marcha a un proceso que incluye potenciar la participación regional, haciendo de este espacio un lar de desarrollo según las necesidades de nuestra comuna. En fin, un pequeño granito que se suma  a muchos esfuerzos que dan día a día muchos compañeros al generar foros, escuelas populares, conversatorios y espacios constantes de producción de conocimiento, aportando a la construcción de un camino que debemos forjar cotidianamente,  en donde lo importante es generar sin medir límites, buscando siempre responder a las necesidades concretas de nuestra gente.

No más conocimiento en función del mercado. Debemos romper con las lógicas actuales y crear nuevos horizontes, sea el espacio que sea y el lugar que sea, el conocimiento nos debe liberar y no encerrar a los intereses de los grandes grupos económicos.

  1. http://matasanos.org/2011/05/01/cazafantasmas-lo-que-todo-profesional-de-la-salud-debiera-saber/

pabloAlex Eduardo Ortiz Cabezas

Presidente CES Medicina UCM 2013

Universidad Católica del Maule.

 

fuente: Invitado

SIMILAR ARTICLES

0 9

0 8