Alto en Calorías

Alto en Calorías

0 509

Alto en Calorías

Numerosos estudios sugieren que una elevada densidad energética (kcal/g o kcal/ml) de los alimentos afecta la ingesta total de energía, la saciedad y el peso corporal promoviendo la ganancia de peso (1, 2).

La densidad energética de los alimentos depende fundamentalmente de su contenido de agua, porque ésta agrega peso sin adicionar energía. La grasa, más que los almidones y las proteínas influyen en la densidad energética por su mayor aporte energético (9 kcal/gramos)(2). El contenido de fibra dietaria es otro elemento que está presente en los alimentos con menor densidad energética.  Las frutas, verduras y los cereales cocinados en agua son ejemplos de alimentos con baja densidad de energía.

Los alimentos con alta densidad energética, como por ejemplo, los alimentos ultraprocesados, se caracterizan por presentar un alto contenido de grasa, almidones refinados y azúcar agregada, así como también, un bajo contenido de humedad y fibra dietaria (3).

Se ha observado en estudios clínicos que dietas con alta densidad energética pueden sobrepasar los mecanismos de regulación del apetito, favoreciendo lo que se ha denominado un sobreconsumo pasivo(4,5). También se describe que la densidad energética y la ingesta total de energía están asociadas, encontrándose que, aquellas personas que consumen alimentos con menor densidad energética presentan a su vez una menor ingesta de calorías diarias, sin modificar la cantidad total de alimentos que consumen diariamente, presentado además un menor peso corporal (6).

Dentro de los alimentos, las bebidas son por su naturaleza, alimentos con un alto contenido de agua, las cuales, comparadas con los alimentos sólidos, tienen una menor densidad de energía. Sin embargo, la energía contenida en las bebidas pareciera ser menos reconocida por los sistemas de control del apetito que la contenida en los alimentos. El agua de las bebidas pasa a través del estómago e intestino rápidamentes, limitando la distensión gástrica sin que alcancen a operar los mecanismos relacionados con la saciedad (7,8).  Esto junto a su elevado contenido de azúcar y los importantes volumenes consumido diariamente representan una fuente importante de energía(9),  aún cuando su densidad energética es menor que la de los alimentos sólidos.

Por otra parte, las dietas basadas en alimentos con menor densidad energética, especialmente basadas en verduras y frutas o preparaciones derivadas, determinan una dieta de mayor calidad , con una mayor densidad de nutrientes como vitaminas, minerales, además de otros componentes beneficiosos como fotoquímicos contenidos en ellos (10).

La reducción de la densidad energética de los alimentos consumidos y de la dieta pareciera ser una estrategia adecuada para promover una alimentación saludable, así como también, para prevenir el desarrollo de la obesidad y otras enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) asociadas (11).

El consumo de alimentos con menor densidad energética permitiría reducir el aporte de calorías totales de la dieta  mejorando el control de la señales relacionadas con el apetito. Esta reducción se puede lograr agregando vegetales, frutas, así como también, reduciendo el contenido de grasa de los alimentos. Se estima que el aumento de la oferta de alimentos con estas características tendría un enorme impacto en la epidemia de la obesidad (12).

De acuerdo a diferentes estudios se observa que dietas en base a carnes magras, verduras, frutas con un buen aporte de fibra dietética tienen una densidad energética de alrededor de 1,5 kcal/g (3). Estudios desarrollados en Brasil muestran que el tercil inferior de la población de Sao Paulo consume dietas saludables con una densidad energética de 1,51 kcal/g. A su vez el tercil superior muestra en promedio una densidad energética de 2,51 kcal/g, En las tablas siguientes se muestra la densidad energética de algunas preparaciones culinarias frecuentes en Chile.

Tabla 1 Energía y densidad calórica de diferentes preparaciones culinarias chilenas

Preparaciones

Kcal/100 g

Densidad energía (kcal/g)

Carbonada 47 0,47
Carbonada (seca) 140 1,4
Cazuela 60 0,6
Charquicán 74 0,74
Churrasco con puré 179 1,79
Cebiche 66 0,66
Empanada Pino 240 2,4
Estofado de Carne 181 1,81
Pescado Frito con Puré 80 0,8
Humitas 110 1,1
Porotos con rienda 123 1,23
Porotos granados 15 0,15
Ravioles con tuco 224 2,24

Fuente: Centro Subregional LATINFOODS para América del Sur, Platos Típicos de Países de América Latina. 1998

En la tabla siguiente se muestra la densidad energética de algunos alimentos procesados de consumo frecuente.

Tabla 2 Energía y densidad calórica de algunos alimentos procesados*

Alimentos

Kcal/100 g

Densidad energía (kcal/g)

Galleta Fitness

410

4,1

Galleta Mini-Tritón

494

4,9

Galletas Princesa

430

4,3

Barra Granola Quaker

410

4,1

Brownie Nutri-Up

380

3,8

Galletas Oreo

476

4,7

Cereal Chocapic

381

3,8

Papas fritas Lay

522

5,2

* Fuente: información nutricional contenida en envase

Alimentos sólidos

Considerando la tendencia creciente de consumo de alimentos ultraprocesados en Chile que han reemplazado parte de la dieta tradicional, su alta densidad energética(4) y sus implicancias en el desarrollo de la pandemia de la obesidad y enfermedades crónicas se propone una categorización de los alimentos altos en calorías considerando su densidad energética.

Considerando que las dietas  saludables tienen una densidad energética cercana a 1,4-1,5 kcal/g se propone rotular como alimento altos en calorías aquellos que contengan una densidad energética ? 2,8 kcal/g (sobre 90% del valor de referencia dietas saludables).

Se excluyen de esta categorización los alimentos naturales. Se entiende para estos efectos aquellos que no han sufrido ningún tipo de procesamiento o su procesamiento es mínimo (ejemplo deshidratación) y son parte de una alimentación saludable.  Sin embargo, para no rotular estos alimentos no deben adicionar ningún tipo de aditivos, edulcorantes, azúcar, sal y/o grasa: -frutas; vegetales(verduras, tubérculos y raíces), granos 100% integrales; pescado; carnes; aves de corral(vacuno, aves, pavo, cerdo, pescado sin aditivos o preservantes), huevos; nueces y semillas, fideos y pastas “frescas” y aquellos que se pueden consumir solo como parte de una preparación culinaria: leguminosas; arroz,; aceites vegetales; harinas; almidones; azúcar y sal.

Alimentos Líquidos

  • Leches Líquidas, en Polvo Reconstituidas y Bebidas Lácteas.

La leche es un alimento con un alto aporte de nutrientes y grasas recomendado en todos los grupos de alimentación. Las actuales guías de alimentación recomiendan aumentar su consumo al menos dos a tres porciones diarias de preferencia descremada(13). Las norma de alimentación para niños mayores de 18 meses establece, que las variedades enteras pueden ser reemplazadas, a partir de esta edad, por leches descremadas (14). Las leches saborizadas y las bebidas lácteas por su menor contenido de nutrientes y alto aporte de azúcar agregado, solo como una manera de aumentar la intensidad de su dulzor, disminuyen la calidad nutricional y añaden calorías excesivas a la dieta diaria(15).

Se propone entonces considerar como alta en calorías a una leche semidescremada(10% grasas) por 100 ml considerando los límites establecidos para definir alimentos altos en grasas y azúcaresº.  Es decir, aquellos que aportan más de 47 kcal/100 ml o con una densidad energética superior mayor a 4,7 kcal/ml serían denominados altos en calorías.

  • Bebidas gaseosas y Bebidas con jugos de frutas

Considerando que las bebidas de fantasía o gaseosas y los diferentes tipos bebidas en base a jugos de fruta tienen como principal ingrediente el agua, su “densidad energética” no es comparable con la de los alimentos sólidos, en especial, si se consideran las respuestas al hambre y saciedad(16). Por esto, se propone una clasificación de bebidas gaseosas y bebidas con base a jugo de frutas considerando contenido energético x unidad de volumen (kcal/ml) (16,17). Considerando que el aporte nutricional de estos productos es fundamentalmente a través de azúcares agregados y tomando como referencia el límite máximo de azúcar permitido en 100 mlº, se propone como alto en calorías todos aquellos que aporten más de 25 kcal/100 ml, es decir, con una densidad energética superior a 2,5 kcal/ml . Se debiera excluir del rotulado a todos los jugos 100% de fruta sin adición de azúcar.

 

Criterios para definición de alimentos altos en grasas,

grasas saturadas, ácidos grasos trans, sodio y azúcarº

ALIMENTOS SÓLIDOS  Alto Contenido  (gramos/100 gramos)  
  
Grasas (g) Mayor o Igual a 20
Grasas Saturadas (g) Mayor o Igual a 5
Azúcares Totales (g) Mayor o Igual a 12,5 g
Sodio (mg) Mayor o Igual a 300 mg
Líquidos  Alto Contenido (gramos/100 ml)
 LÍQUIDOS
Grasas (g) Mayor o Igual a 10
Grasas Saturadas( g) Mayor o Igual a 2,5
Azúcares Totales( g) Mayor o Igual a 6,3 g
Sodio (mg) Mayor o Igual a 300 mg
Para ácidos grasos trans > 2 % de las grasas totales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autora: Dra Cecilia Castillo L

 

Referencias

1. Kral TV, Rolls BJ. Energy density and portion size: their independent and combined effects on energy intake. Physiol Behav. 2004 Aug;82(1):131-8.
2. Rolls BJ, Drewnowski A, Ledikwe JH. Changing the energy density of the diet as a strategy for weight management. J Am Diet Assoc. 2005 May;105(5 Suppl 1):S98-103.
3. World Cancer Research Fund/American Institute for Cancer Research. Food, Nutrition, Physical Activity and the Prevention of Cancer: a Global Perspective. AICR: Washington; 2007.
4. Erlanson-Albertsson C. How palatable food disrupts appetite regulation. Basic Clin
Pharmacol Toxicol 2005;97:61-73.
5. Prentice AM, Jebb SA. Fast foods, energy density and obesity: a possible mechanistic link. Obes Rev 2003;4:187-94.
6. Crovetto M, Uauy R. [Changes in processed food expenditure in the population of Metropolitan Santiago in the last twenty years]. Rev Med Chil. 2012 Mar;140(3):305-12.
7. Logue AW. Down the hatch: hunger and satiety. En: Logue AW (ed.). The Psychology of Eating and Drinking. Brunner- Routledge: New York, 2004, pp. 11–32.
8. DiMeglio DP, Mattes RD. Liquid versus solid carbohydrate: effects on food intake and body weight. Int J Obes 2000; 24: 794–800.
9. Marchioni DM, Mendes A, Gorgulho B, Stella RH, Fisberg RM. Dietary energy density and associated factors: how is the population of Sao Paulo doing?. Arq Bras Endocrinol Metabol. 2012 ;56(9):638-45.
10. Ministerio de Salud. Chile. Guías de Alimentación para el adulto mayor. Castillo C, Uauy R, Atalah E. Editorial La Nación, Santiago, Chile 1999.
11.- World Health Organization(WHO). Diet, Nutrition and the Prevention of Chronic Diseases. Geneva, Switzerland, 2003
12. Blatt AD, Roe LS, Rolls BJ. Hidden vegetables: an effective strategy to reduce energy intake and increase vegetable intake in adults. Am J Clin Nutr. 2011;93(4):756-63
13. Castillo C, Uauy R, Atalah E. Guías de alimentación para la población chilena. Imprenta La Nación, Santiago, 1997, 164 páginas
14. Gobierno de Chile, Ministerio de Salud, ”Norma para el manejo ambulatorio de la
Malnutrición por déficit y exceso en el niño(a) menor de 6 años”. 2007.
15. Organización de Consumidores y Usuarios (ODECU) Estudio de leches saborizadas Presentación 200 ml. 2010
16. Mattes R (2006) Fluid Calories And Energy Balance: The Good, The Bad And The Uncertain. Physiol Behav 89, 66–70.
16. Gobierno De Brasil.  Agência Nacional De Vigilância Sanitária Diretoria Colegiada Resolução-Rdc No- 24, DE 15 DE JUNHO DE 2010
17. Gobierno De Costa Rica. Reglamento para el Funcionamiento y Administración del Servicio de Soda en los Centros Educativos Públicos .  Disponible en http://www.gaceta.go.cr/pub/2012/01/12/ALCA7_12_01_2012.pdf  (Consultado el 1 de diciembre de 2012).
18. United Kingdon, Food Standard Agency(FSA) 2007. Front of pack Food traffic Light. Technical Guidance.
19. Organización Panamericana de la Salud(OPS),2011. Recomendaciones de la Consulta de Expertos de la Organización Panamericana de la Salud sobre la promoción y publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas dirigida a los niños en la Región de las Américas.
20. Gobierno de Chile. Ministerio de Salud 2005. Guía de alimentación del niño menor de 2 años y adolescencia.

 

fuente: Invitado

SIMILAR ARTICLES

0 62

0 63