Accidentes del parto, nadie está libre

Accidentes del parto, nadie está libre

0 347

Accidentes del parto, nadie está libre

Desde hace muchos años que en Chile un alto porcentaje de partos es asistido por profesionales en centros hospitalarios, disminuyendo así la tasa de mortalidad materna y neonatal de manera considerable. Sin embargo, esto no nos deja exentos de accidentes que pueden ser tanto consecuencia de una mala praxis como de alguna condición del paciente. Si bien un parto que se ha manejado dentro de todos los parámetros fisiológicos no debería salir mal, creo que es bueno saber que hay cosas que no siempre podemos manejar y que son en cierta forma difíciles o a veces imposibles de predecir.

PROLAPSO DE CORDÓN UMBILICAL

Es la caída del cordón umbilical hacia el estrecho inferior de la pelvis por delante de la presentación fetal. Produce bradicardia fetal, desaceleraciones profundas,  principalmente ocurre después de la rotura de membranas (tanto espontanea como artificial) confirmándose con un tacto vaginal donde se palpa claramente el cordón. Al confirmar el diagnostico la persona que está realizando el tacto vaginal no debe sacar la mano procurando rechazar (levantar) la presentación (al feto) para evitar que comprima el cordón impidiendo así la asfixia por compresión. La madre debe ser trasladada inmediatamente al pabellón para que sea realizada una cesárea de urgencia.

DESGARRO DE CUELLO UTERINO

Como su nombre lo dice es la rotura del cuello uterino producida por una distención forzada de los tejidos al paso del feto. En esto influye el tamaño de la cabeza fetal, la intensidad de la fuerza uterina y la prensa abdominal, tiene un importante factor constitucional (propio de la paciente) donde un tejido menos elástico puede ser mas friable y/o fácil de romper. Pueden ser pequeños (<1,5 cms), sangrar poco y no requerir sutura, los que son mas grandes sangran un poco mas y requieren de sutura. Es la causa común de la persistencia del sangrado  aun en presencia de un útero bien retraído.

DESGARROS VAGINO PERINEALES

Lesion de la pared vaginal tanto en dirección lateral como longitudinal, pudiendo afectar mucosa, planos musculares y subcutáneos e incluso a órganos vecinos. Son producidos por una sobredistencion mecánica del periné ya sea por la cabeza y hombros fetales, las manos del operador o por las ramas de un fórceps. Aca también tiene una principal participación la calidad de los tejidos maternos. Según  el grado de compromiso de los tejidos se clasifican en:

I grado: Compromete solo piel.

II grado: Compromete musculatura perineal.

III grado: Compromete esfínter externo del ano.

IV grado: Compromete pared rectal.

El tratamiento para este tipo de accidente es la reparación mediante sutura. En los desgarros de III y IV grado se recomienda la intervención de un proctólogo.

HEMATOMAS PARAGENITALES

Son derrames sanguíneos que se producen en el tejido conectivo para cervical, perivaginal o perivulvar. Pueden producirse por la rotura espontánea de una varice vulvovaginal o al paso del feto por el canal del parto. Cuando son pequeños pueden reabsorberse espontáneamente y el los casos mas severos puede llegar a requerir drenaje y tratamiento antibiótico.

ROTURA UTERINA

Es quizás uno de los accidentes del parto con las repercusiones mas severas tanto para la madre como para el feto. Como su nombre lo dice, es la rotura del utero como consecuencia de múltiples factores tanto naturales – como un traumatismo – o provocados por actos que hoy en día están proscritos e incluso contraindicados como las versiones externas o las maniobras de Kristeller.  Tambien debemos considerar una serie de factores predisponentes como la multiparidad, las malformaciones uterinas y las nunca bien ponderadas cicatrices uterinas (como de una cesárea anterior o una miomectomía).

El fin de contarles todo esto dista mucho de querer sembrar el pánico, es mas bien un recordatorio de que como seres humanos no somos infalibles y que como trabajadores de la salud tampoco. Si bien no podemos darnos el lujo de cometer errores cuando trabajamos con vidas de personas, nuestra condición humana prevalece y nos hace igual de vulnerables ante la posibilidad de pasar algo por alto o simplemente equivocarnos.

fuente: Franmidwife Accidentes del parto, nadie está libre

SIMILAR ARTICLES

0 16